Expertos en gestión de viajes de negocios

Expertos en gestión de viajes de negocios

El futuro de la gestión de riesgos de viaje y el deber de diligencia después de COVID-19

Según las encuestas realizadas por GBTA a 1600 empresas miembro en abril, un de cada tres de estas se plantean una recuperación en los viajes de negocios en menos de tres meses. El 62% espera que los viajes nacionales se reanuden en los próximos dos o tres meses. La mayoría (88%) de los miembros espera que los empleados estén dispuestos a viajar una vez que se levanten las restricciones.

Independientemente de los plazos, cuando se eliminan las restricciones y las empresas comienzan a viajar, las responsabilidades del deber de cuidado y la gestión de riesgos de viaje nunca han sido más importantes, lo que garantiza que quienes deseen viajar reciban apoyo tanto desde una perspectiva médica como de seguridad en los viajes.

Los números serán menos y los viajes serán más caros y los días de viajes “bleisure” pueden haber terminado, pero se reanudarán los viajes esenciales de negocios y, para ello, las expectativas de los empleados serán mayores con respecto a lo que su empresa está haciendo para apoyarlos antes y durante viajar y, lo que es más importante, a su regreso en caso de que tengan que ponerse en cuarentena.

Las evaluaciones genéricas de riesgos de viaje ya no son adecuadas para su propósito.

El apoyo previo al viaje debe centrarse en evaluaciones de riesgo de viaje en profundidad, personalizadas y dinámicas en torno a requisitos y pautas de entrada y reingreso complejos y rápidos que varían de un país a otro y de un estado a otro. Además, deben considerar la infraestructura médica en el país / países de destino: ¿tienen la capacidad de tratar a los miembros del personal según las normas internacionales en caso de que se enfermen? Esto continuará a medida que el Coronavirus fluye por todo el mundo hasta que se desarrolle y administre una vacuna.

Las evaluaciones de riesgo crítico deben ser realizadas o revisadas por personas y equipos con habilidades especializadas para identificar y mitigar los riesgos de salud y seguridad y la autorización para viajar firmada no solo desde una perspectiva financiera sino también de seguridad en los viajes.

La formación en seguridad previa al viaje debe estar disponible, ya sea presencialmente o mediante e-Learning, centrada en el destino específico e informada por la Evaluación de riesgos de viaje.

Mientras viaja, una organización debe poder ubicar y comunicarse con sus viajeros en tiempo real, y tener acceso a información y consejos relevantes y actualizados sobre los cambios en el panorama de la salud.

Igual de importante, las empresas ahora necesitarán saber dónde ha estado su personal históricamente si han visitado un país recientemente infectado y deben tomar medidas de precaución.

Se espera que la organización del viajero tenga la capacidad de responder y apoyarlos desde una perspectiva médica y de seguridad en caso de que las cosas salgan mal.

VIAP ha estado apoyando a nuestros clientes durante más de 25 años y lo seguirá haciendo durante la pandemia actual. Estamos monitorizando activamente a los clientes afectados, brindando actualizaciones en tiempo real y devolviéndoles a sus países de origen.